CLAVES PARA DISFRUTAR DEL QUESO

- La temperatura ideal para consumir queso oscila entre los 18-25 grados C para los lácticos y de 24-25 grados C para las tortas. El resto deben servirse a unos 20-22 grados C. SIEMPRE HAY QUE SACARLO DE LA ...NEVERA UNOS MINUTOS ANTES DE CONSUMIRSE.

- Conservación: una vez finalizada su degustación, el queso debe guardarse cubriendo el corte con film. Lo mejor es dejarlo con su envoltorio original o en un paño humedecido, en la parte menos fría de la nevera.

Tableas: si se sirven varios tipos de queso, se pasará de los más suaves a los de sabor más fuerte: se empieza por los de vaca, después de cabra, para seguir con los de oveja, los azules y los ahumados.

Variedades: en las tablas, lo normal es no superar las diez variedades. Se disponen según el sentido de las agujas del reloj, siendo las 12 el punto de partida (el lugar de los más suaves).

Guarniciones: los complementos perfectos son el pan , las frutas desecadas (pasas, orejones y dátiles, en especial con los más curados) y frutas frescas (uvas, frutas silvestres, higos,...). Los higos, mejor con quesos azules; las frutas silvestres, con los de pasta blanda. Los quesos frescos pueden servirse con aceite de oliva; los muy cremosos con pimentón; los curados con anchoas.

Vinos: no hay una norma estricta, es cuestión de gustos. En general, los tiernos de vaca y cabra van bien con vinos blancos secos y rosados. Los tipo camembert, con vinos blancos jóvenes afrutados. Los curados de vaca (Mahón), con tintos jóvenes afrutados, igual que los semicurados de oveja (manchego, Idiazábal,...). Los muy curados de cabra y oveja (Ibores, Tronchón,...) con los tintos reservas.

Fino y cava: quesos muy curados como el Cabrales, por su intensa fermentación, se pueden acompañar con fino y manzanilla. Las tortas, como la de casar o Montes de Toledo, con cavas.

Presentación: van perfectas las queseras, las tablas de madera, pero también sirve una losa de pizarra, e incluso de corcho.