LAS FRESAS:

 

La fresa es un alimento muy ligero y con un elevado número de propiedades. Veamos algunas de las más destacadas:

 

 Goza de  propiedades diuréticas, muy útil para evitar la retención de líquidos. Poseen un 90% de agua.

 

Es muy útil para remediar enfermedades reumáticas, gota, hipertensión y obesidad. También es recomendable para diabéticos.

 

Una de las características más destacables de esta fruta es su propiedad como antioxidante. Son ricas en vitamina C, E y betacaroteno Esta vitamina junto al ácido elágico le otorga dicha propiedad antioxidante, con grandes beneficios desintoxicantes. Además la vitamina C facilita la absorción de hierro y contribuye a la formación de colágeno.

 

El color rojo se debe a la presencia de antocianinas, unos pigmentos con propiedades antioxidantes, apropiados para prevenir enfermedades degenerativas, como el cáncer. Tiene más de 15 componentes anticancerosos: ácido oleico, ascórbico; niacina, pectina,…

 

Las fresas poseen gran capacidad para limpiar y estimular el hígado y la vejiga y el colon. Facilita la digestión y reduce la sensación de pesadez.

 

Es gran aliada de la prevención de enfermedades coronarias. Estudios señalan que una ración extra de fresas u otras bayas (grosellas, arándanos o frambuesas) pueden reducir hasta un 40% la probabilidad de sufrir ataques coronarios.

 

Es un alimento que protege la piel, el cabello y las uñas debido a su capacidad purificadora de la sangre.

 

El consumo de esta fruta resulta muy adecuado para incentivar la producción de estrógenos, se recomienda el consumo durante la menopausia y por su contenido en ácido elágico resulta un buen preventivo del cáncer de mama.

 

Hay una gran variedad de fresas en el mercado. A la hora de comprarlas hay que asegurarse de que estén tersas y brillantes y que el pedúnculo sea verde, fresco y sin manchas marrones. Una vez en casa, lo mejor es consumirlas cuanto antes, sacarlas de la nevera media hora antes del consumo y nunca lavarlas antes de cortarlas ya que perderían parte de sabor.

 

Aprovechad el buen tiempo. Se pueden tomar de diferentes formas saludables: solas, batidos de fresa con leche, cortadas con zumo de naranja,…

 

Rocío Martínez Muñoz

Psicóloga, experta en dietética y nutrición.